El Director Coral
El Director Coral
 

 
Mundo Coral
Tipos de Coro
El Director Coral
Album de fotos
Mis enlaces favoritos
El Repertorio
Imagen
El director coral, es la persona encargada de encaminar al grupo de cantantes através de los sube y bajas del canto, él está encargado de unificar el desarrollo de la agrupación. En sí mismo, debe poseer conocimientos de historia de la música, análisis de la composición, técnica vocal, piano complementario, armonía, contrapunto y fuga. Además de esto, debe tener claro todo lo que se refiere a la técnica gestual de la dirección coral y orquestal, pues puede haber el caso de montajes sinfónico corales.

Si no sabe nada o casi nada y está al frente de una agrupacición o esta motivado a ello, lo más importante es que sea conciente de estos aspectos y se mantenga en una búsqueda constante que lo lleve a conseguir las herramientas que no posee. Sólo así llevará a buen puerto la empresa que sus coralistas han puesto en sus manos.

Más allá de lo mencionado, el director coral tiene que dominar aspectos de Programación Neurolingüística, Inteligencia emocinal, ha de ser un lider en todo el sentido de la palabra. No es sencillo lidiar con treinta o cuarenta mundos diferentes y si consideramos que de esos mundos la mitad son mujeres y la otra hombres ¡Ay mamá!, se enreda el papagayo. El poder canalizar toda esa energía es lo que permite a muchos directores mantener una agrupación durante generaciones y es lo que diferencia a los buenos de los malos. De que vale un sabio si en menos de dos años desmembró y asoló una agrupación por su tiranía y desconsideración, me quedo con el aprendiz, sí los hace apasionarse del asunto. Claro, una cosa es la tiranía visceral e histérica y otra es el abandono. El director debe ser un individuo ecuánime y respetuoso para con sus integrantes, alguien que entienda que está trabajando con personas muy valiosas. Éllos son el motor de la agrupación y como tales ha de tratárseles. Por lo tanto la asertividad es vital.

Si el tema vira hacia el director infantil, entonces han de sumarse conocimientos de pedagogía y didáctica de la música, la exigencia para el director de coros infantiles es mayor, en cuanto a su desempeño personal se refiere, pues la pregunta de cada representante es ¿En manos de quién voy a dejar a mi hijo durante los ensayos? y la cosa se pone mas fea cuando le llega a la mente ¿Y en los viajes? Bueno, puede decirse que el niño no es problema, él siempre quiere cantar y asistir, por lo cual el director debe canalizar sus empeños no sólo en virtud del pequeño cantante, sino también en la de sus padres. Asegurar que las informaciones sean siempre manejadas por ambos y permitir la participación sin obstaculizar el desarrollo de lo musical.

Entonces, si has decidido ser director coral, llénate de paciencia y camina el trayecto con calma. Sino, no llegarás muy lejos.
Tal vez ante tanta exigencia parezca dificil, pero es más simple de lo que parece, pues el director ha de considerar todo aquello que amenace la salud moral y existencial del grupo poniendo delante los valores más esenciales de la sociedad, de ello dependerá si el coro es malo o bueno (o el director, en este caso)En palabras de Hector Nardi (S/F) en la obra "El Director de Coros" "Su simpatía, cordialidad, capacidad técnica, claridad de objetivos y respeto a la personalidad ajena" representan lo que se conoce como "Autoridad del director coral", continúa diciendo que el coro es el espejo donde el director verá sus virtudes y defectos y finaliza enfatizando que deben evitarse los desplantes temperamenteales, sin iracundias evitando la tensión inapropiada.
   
 
Así, la puntualidad en los coristas es fundamental, debe evitarse la pérdida de tiempo, en los ensayos cada minuto vale progreso, en consecuencia hay que empezar a la hora, pues las llegadas a destiempo generan interrupciones que se transforman en retrocesos, además la equidad entre los integrantes se afecta si se otorgan permisos especiales. Pero el ejemplo de la puntualidad debe comenzar por el director, así que debe ser cauto en cuanto a la hora de llegada como la de finalizar el ensayo
La asistencia es otro aspecto fundamental, pues ella asegura la eficacia del trabajo, pero hasta que ese aspecto no toca la conciencia íntima del corista impuntual, dificilmente se mejorará, entonces habran de hacerce actividades o talleres de mejoramiento personal para la toma de conciencia y cada uno a su ritmo logrará comprender la profundidad mística del trabajo coral, pero si la inasistencia mana del director ya se perdió todo. ¡Jamás un director debe faltar a ensayo! Esa ha de ser la consigna personal de un director en lo posible. Esta actitud también ayuda a madurar a los que aún no lo han hecho.
   
 
La escogencia del repertorio es también incumbencia directa del director, éste debe plantarse una estrategia que parta del nivel actual del coro, y gradualmente, hacerlo abordar otras dificultades. También influye el momento en que se hará el concierto, si es de época como la Navidad o la Semana Santa, si será en el Teatro Municipal o en una celebración pueblerina. Hasta el tipo de público que asistirá debe ser tomado en cuenta para la escogencia del repertorio de concierto y por ende de ensayo. Siempre es aconsejable abrir con algo llamativo e ir en crescendo y dejar lo que se considere mejor al final. También es bueno guardarse una pieza por si piden otra.
Para asegurar el desempeño adecuado durante los ensayos, viajes, conciertos, etc, es aconsejable la confección de un reglamento interno que cubra lo referente a ensayos, asistencias mínimas para cantar o permanecer en el coro, condiciones para pertenecer a la agrupación, deberes y derechos, Disposiciones para actividades especiales, viajes, coyunturas, etc. Uniforme, permisos de inasistencia y sanciones disciplinarias ante las posibles faltas. También puede crearse un tribunal disciplinario.
     
   
Otra sugerencia es que el director fomente al coro como persona jurídica en los casos que nazcan por espontaneidad de los cantantes, bién sea como asociación civil, fundación u ONG, pues a partir de allí podran adquirirse con mayor facilidad algunos beneficios económicos y administrativos. Otorga cierta autonomía a la agrupación.